• Silvia María Corbo Lómez

Qué conviene comer cuando hace mucho calor y qué hay que evitar





Algunos sienten que el calor les cierra el estómago, otros que les baja la presión, otros que necesitan algo frío. Lo más importante, en los días de altas temperaturas, es mantenerse hidratado: el 70% de nuestro peso es agua y, en promedio, los seres humanos eliminamos diariamente 2,3 litros, no solo cuando vamos al baño, sino también mientras respiramos y al transpirar. Cuando el clima agobia, esta cifra puede aumentar drásticamente y, si perdemos más cantidad de agua de la que ingerimos, nos deshidratamos con riesgo de golpe de calor. Esto significa perder sales minerales, como el sodio y el potasio, y oligoelementos como el magnesio y el zinc.


¿Qué comer y cómo mantenerse hidratado en días calurosos?

Es aconsejable tomar entre 2 y 3 litros de agua. Esa cantidad no viene solamente de bebidas sino de los alimentos sólidos que contienen agua. De todas formas hay bebidas que no son convenientes para hidratarnos: "Las azucaradas como jugos, gaseosas y las energéticas, producen el efecto contrario. Además de no ser saludables, tardan más en digerirse y la cafeína, que suele componerlas, es diurética. Lo mismo sucede con el alcohol, que nos deshidrata y reduce la ingesta de otros líquidos y alimentos". Entonces, en lo que respecta a las bebidas. Cuando la temperatura es muy alta, no se deberían consumir infusiones muy calientes; también hay que tener en cuenta que las bebidas demasiado frías provocan que tomemos menos cantidad.


En este sentido, algunas alternativas refrescantes son:




-Hay que dejar las gaseosas y optar por opciones como el té helado.

-Jugos naturales de frutas hechos en casa sin azúcar agregado

-Batidos o smoothies de fruta a base de agua o leche

-Té helado, solo o con trocitos de fruta

Limonada con menta sin azúcar agregado (puede ser edulcorada)

-Tereré con agua

-Leche o yogur bebible descremado

En cuanto al consumo de frutas que tienen alto contenido de agua, tenemos: ananá, ciruelas, cerezas, damascos, duraznos, frutillas, melones, sandías, uvas. Entre el 80% y el 90% de sus componentes es agua.


Otros aliados para cuando el calor sofoca son los vegetales que los podemos comer en ensaladas, salpicones, grillados, rellenos, en brochet. Los que tienen mayor contenido líquido, están: pepino (tiene 96% de agua), apio (hidrata y facilita la digestión, aporta fibra y vitaminas A, C y K), tomate (93% agua), acelga y espinaca (95% agua y fuente de hierro), ají verde, zanahoria y zucchini.



83 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo