DESCONFÍA DE LAS DIETAS MILAGROS

Este tipo de dietas, a las que podemos añadir la de la piña o la alcachofa, la de las 500 calorías o la disociada, entre otras muchas, son las llamadas dietas milagro. Nos instruyen sobre cómo perder peso de una manera rápida, pero se convierten en armas de doble filo, ya que, además de provocar problemas de salud, conllevan un efecto boomerang con el peso, lo que implica que después de perder peso muy rápido no sólo lo volvemos a recuperar, sino que es posible que lo aumentemos.
No hay que olvidar que una dieta no sólo significa perder peso, sino alcanzar hábitos de vida saludables que perduren en el tiempo y nos ayuden a mejorar nuestra salud.

dieta milagro.jpg